Energía de Misiones le cortó la luz a Oberá. La CELO denuncia castigo político

Sorpendió el anuncio de este lunes sobre cortes de energía eléctrica para la ciudad de Oberá a causa de la deuda que mantiene la CELO con Energía de Misiones (Ex EMSA). A las 17.05 el corte se cumplió.

Energía de Misiones le reclama a la CELO el pago por el suministro de electricidad. Los intereses, además, elevarían la deuda a cerca de mil millones de pesos. Desde la CELO aseguraron que vienen pagando, rechazan los 600 millones de intereses y responsabilizan de la situación al presidente de la empresa provincial, Guillermo Aichler, que renunció la semana pasada pero seguirá en el cargo hasta el 16 de este mes.
A través de las redes sociales, Energía de Misiones informó: «Atención Oberá, debido a la falta de respuesta por parte de la CELO, ante las innumerables alternativas e intimaciones de pago propuestas por Energía de Misiones, debemos comunicar el siguiente plan de interrupciones del suministro por morosidad». Y detallaron que los cortes comenzaban con una hora este lunes, dos horas el martes y tres el miércoles, hasta que el día jueves 9 de diciembre el corte sería total hasta que la entidad obereña regularizara su situación.

Tras el corte de energía, desde la institución informaron que el Presidente Pedro Andersson, el Vicepresidente Jorge Duarte, el Síndico Miguel Debyluk y el Asesor Legal, Alfredo Fernández, viajaron a Posadas para mantener una reunión con las autoridades de Emsa y del Gobierno Provincial, a fin de lograr una solución.
De la reunión participaron el propio gobernador Oscar Herrera Ahuad, que “dijo que no sabía nada sobre la decisión tomada por Aichler”, y el próximo intendente de Oberá, el concejal Pablo Hassan. Aichler brilló por su ausencia.
Los dirigentes de la CELO insistieron en que vienen abonando a EMSA, mostrando comprobantes por 1.126 millones en cheques entregados, sin embargo no es la totalidad de las facturas, y se adeudan a la distribuidora más de 300 millones, a los que se suman 600 millones en intereses que, para Duarte y Andersson «son usureros», razón por la que pidieron al gobierno en la reunión, la condonación de las mismas. Según manifestó Duarte, «nosotros estamos pagando, pero se suman estos intereses usureros», dijo, asegurando que la responsabilidad es de Aichler por no gestionar el subsidio nacional para cubrir esta situación. Incluso mencionó que otras cooperativas adeudan mayores sumas que la CELO, pero no han sido «castigadas» como la CELO, y la propia EMSA debe unos 9 mil millones a CAMMESA, la distribuidora nacional.
El próximo 22 volverán a reunirse y se formó una comisión para analizar la deuda.

Reclamo de una deuda “usurera”
En conferencia de prensa este martes, el presidente de la CELO, Pedro Andersson y el vice Jorge Duarte, calificaron de «canallada» y «un castigo político» para Oberá el corte de energía hecho por la empresa estatal EMSA a la cooperativa obereña. Indicaron que, según la entidad provincial, la deuda de 1.085 millones de pesos, de los que unos 300 millones corresponden a deudas de capital y el resto, más de 600 millones, a intereses. “Nosotros usamos otra fórmula y no coincide con la que usan en EMSA. Por eso rechazamos que se deba tanto”, indicó Duarte, recordando que el mismo reclamo se produjo hace unos meses, oportunidad en que pudieron hacer el planteo al Ministro de Hacienda Adolfo Safrán. De aquel acuerdo a este, Aichler habría tomado la decisión del corte de energía a la ciudad.
Luego de la reunión la empresa Energía de Misiones (EMSA) y la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (CELO) firmaron un acta acuerdo que suspende los cortes programados de energía en esta ciudad. La cooperativa se comprometió a abonar el monto correspondiente a las últimas 6 facturas, por 300 millones de pesos, quedando pendiente los intereses que superarían los 600 millones de pesos, y que deberán ser acordados por las partes en el término de 40 días.

La política de por medio
Durante la conferencia de prensa, Andersson indicó que, efectivamente, el corte de energía fue un “castigo político”, aunque la responsabilidad recayó enteramente en el actual presidente de la entidad provincial. “Durante la reunión, de lo que menos hablamos fue del corte de energía”, indicó Andersson, refiriendo a los reproches por parte de las autoridades provinciales. “Vinimos a tratar el tema del corte y de la deuda. Cuando te dicen tenés que ir con fulano o hacé esto o aquello, les contesté a estas personas que no hacía falta que nos corten la luz por ese motivo”, indicó el presidente de la Cooperativa.

compartir

TEMAS RELACIONADOS